septiembre 28, 2020

Un restaurante en Ámsterdam introdujo “invernaderos de cuarentena” para que los comensales puedan comer mientras mantienen el distanciamiento social

A los seres humanos no les falta creatividad y esto es algo que podemos ver incluso en épocas de pandemia. Un ejemplo de esto lo ha hecho público el restaurante Mediamatic ETEN, un lugar en Ámsterdam que se ha innovado a sí mismo para ofrecerles a los comensales un lugar en donde sentirse tranquilos, seguros y libres de Coronavirus.

Invernaderos de cuarentena, una idea que fomenta el distanciamiento social

El 2020 se ha convertido en el dolor de cabeza de los lugares donde la reunión de personas es necesaria para la economía.  Y es que la pandemia conocida como Covid-19 ha creado un miedo muy grande al contagio y ha obligado al mundo a cambiar su manera de vivir evitándose los unos a los otros. Lugares como centros comerciales, cinemas y toda clase de ambientes turísticos en donde podríamos incluir a los restaurantes, ahora están cerrados o vacíos, pues las personas siguen, en diversos países del mundo, acatando una cuarentena que parece no tener fin.

Sin embargo, la creatividad del ser humano es innegable y le planta cara a la adversidad con ideas innovadoras que le dan la vuelta a los problemas, arrojando soluciones atractivas para los consumidores. Un ejemplo de esto se dio a conocer en un restaurante en Ámsterdam llamado Mediamatic ETEN, el cual está especializado en ricos platillos vegetarianos. Su idea fue la de crear pequeños y cómodos cubículos similares a pequeños invernaderos, que tienen en su interior una mesa y sillas con capacidades hasta para cuatro personas. También cuenta con una puerta corrediza para una mayor sensación de privacidad y desde luego con sus respectivas ventilas.

La intención de estos pequeños invernaderos es la de ofrecerle a los comensales, ambientes seguros y libres de virus.

Además, el personal atiende a los comensales con mascarillas que les cubren toda la cara y llevan consigo desinfectante, guantes y todo lo que necesitan para hacerte sentir seguro.

La idea atrajo la atención de mucho, sin embargo, reservar ahora es casi imposible pues todos los cupos están llenos. Y es que el número de estos invernaderos son pocos y los trabajadores del restaurante así como algunas otras familias, han alquilado todos estos espacios casi que justo al instante en el que se inauguraron.

Sin embargo, esta iniciativa puede ser tomada por muchos otros restaurantes que ahora sufren las consecuencias del Coronavirus, más adelante, puede que veamos muchos más lugares con características similares o mucho más interesantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *