septiembre 28, 2020

Un Pub del Reino Unido instala una cerca eléctrica para imponer el distanciamiento social

El mundo está sufriendo una gran crisis que involucra la salud, y la economía. Todo esto gracias a la aparición de la pandemia del Covid-19. Ahora estamos obligados a mantener cierto distanciamiento social pese a que algunos países ya han superado el pico de contagios. Y es que el virus sigue latente en todo el mundo y la amenaza de una segunda oleada preocupa a todo el mundo. Pero la vida debe continuar y se requiere trabajar para vivir; esto lo sabe un hombre en una zona rural de Cornwall, en Reino Unido, quien tuvo que tomar medidas drásticas para cumplir con el distanciamiento social y trabajar tranquilamente.

Si no se puede por las buenas entonces ¿por las malas?

El Coronavirus o Covid-19 ha contagiado a más de 13 millones de personas en todo el mundo y esta cifra sigue creciendo con el paso de las horas. Además de que debemos recordar que este número solo representa a quienes se han realizado la prueba y han dado positivo. Se estima pueden llegar a ser cinco veces más el número de contagios por esta pandemia. Con respecto al número de fallecimientos, las cosas no va tampoco muy bien pues ahora mismo el número de muertos ya supera los 500 mil.

Esto se puede visualizar de manera muy dramática pero la realidad es que pese a que todavía no existe una vacuna, el mundo intenta a la medida de lo posible, abrir sus puertas y volver a trabajar para poder ganarse la vida pues sienten que sino los mata el Covid, los matará el desempleo y el hambre.

Ante esta situación el gobierno de Reino Unido, ha permitido que una gran cantidad de empresas y negocios comiencen a trabajar recordando aplicar las medidas pertinentes para mantener el distanciamiento social. El 4 de Julio por ejemplo, este país permitió que los muy famosos Pubs reabrieran pero cuando se trata de lugares de comida y de bebida, la situación es de alto riesgo, aunque hay quienes no consideran esto un problema.

Así lo ha hecho ver Jonny McFadden, quien dirige el Star Inn en St Just, Cornwall. McFadden le dijo a CNN que instaló una cerca eléctrica frente al bar del pub con fines de distanciamiento social. Sí, sin duda la medida parece algo exagerada pero McFadden aseguró que ha dado mucho más resultado que su primera idea de solo colocar cadenas pues aseguraba que los clientes le hacían perder el tiempo ya que constantemente tenía que estar alejando de la barra.

Con una cerca eléctrica McFadden se asegura que los clientes sean más consientes aunque sea más por temor a un choque eléctrico que por conciencia ante la pandemia. McFadden afirma que la cerca ha estado apagada y que en sí no representa un peligro, pero que sugestiona a los clientes para que se sepan comportar.

Reino Unido es uno de los tantos países que han buscado activar su economía y por los momentos todo marcha sobre ruedas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *