septiembre 28, 2020

‘The Last Dance’ toca las notas correctas con su mirada hacia Michael Jordan y los Bulls

Ahora mismo Netflix es la plataforma de streaming más vista en todo el mundo. Y esto en gran parte se debe no solo a que tiene poca competencia (algo que está próximo a cambiar), sino también a la pandemia del Coronavirus que ha mantenido al mundo en su casa, permitiendo que la compañía consiga nuevos adeptos.

Netflix ofrece un catálogo muy variado y completo, hay para todos los gustos, y hablamos de un contenido de gran calidad. Un ejemplo de esto lo vemos en uno de sus últimos documentales que nos transporta a la era dorada de un equipo y jugador de baloncesto. Hablamos desde luego de los Chicago Bulls y su estrella Michael Jordan.

Todas las miradas en un solo hombre

Michael Jordan es para el mundo del deporte, lo que Michael Jackson es para el mundo de la música. Hablamos de algo más que solo una estrella, es una eminencia, el rey, un hombre esculpido por dioses para alcanzar la gloria en la tierra. Sí, suena muy exagerado. Pero esto, es algo que no decimos nosotros, sino la fanaticada que hoy revive los más grandes momentos de aquellos años de la NBA en dónde Michael junto a los Chicago Bulls, conquistaron seis títulos de campeonato.

Ahora bien, pese a lo que el mundo de la mercadotecnia y la publicidad nos han hecho pensar, los Chicago Bulls no son los que más títulos han alcanzado, realmente este merito los tienen los equipos Boston Celtics y Los Ángeles Lakers con 17 y 16 títulos respectivamente, incluso los Golden State Warrior tienen la misma cantidad de títulos obtenidos que los Chicago Bulls. Entonces ¿por qué tanto escándalo? Simple, porque Michael Jordan tenía una forma de jugar indescriptible, algo que fascinaba al mundo, y le dio al equipo 6 títulos casi de manera consecutiva, que pudo haberlo sido sino se hubiese retirado un par de años para jugar béisbol.

La serie documental de Netflix The Last Dance nos lleva a vivir todos estos mágicos momentos en la vida de Michael Jordan pero también en el resto de equipos que junto a Michael, hicieron una gran diferencia. Así mismo, veremos la vida del entrenador Phil Jackson. De hecho, el nombre del documental hace referencia a la final de 1998, un nombre que era el mismo que tenía el manual de pretemporada de Phil, pues esta sería su ultima vez como entrenador de los Bulls y al mismo tiempo, sería la última vez en la cancha de Jordan pues él mismo aseguró, que sin Phil como entrenador ya no jugaría más.

En este documental también se tocarán las vidas de grandes amigos y compañeros de juego de Michael como son Dennis Rodman y Scottie Pippen, estrellas que dieron mucho de qué hablar. En definitiva, un documental que no te puedes perder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *