julio 7, 2020

Ponte en contacto con quienes sufren de depresión: 10 formas en las que realmente puedes ayudar

Para lograr superar la tormenta que representa una depresión, necesitamos contar con alguien, aunque no sepamos ni siquiera cómo pedir ayuda. La depresión ahoga a las personas y les dificulta el poder expresarse como quieren. Si conoces a alguien que está padeciendo estos problemas de salud mental, aquí compartimos algunas formas como puedes ser de ayuda.

10 formas en las que puedes ayudar a una persona con depresión

  • Ponte en contacto: a menudo una persona que sufre depresión no te llamará ni te enviará mensajes, está lidiando con sus propios problemas. Tómate el tiempo de ponerte en contacto y preguntar cómo va su día de forma genuina.
  • Escucha con atención: esta persona reúne mucho valor para hablar contigo, más vale que cuando lo haga puedas escuchar con atención. No intentes explicarle lo que le pasa, solo escucha.
  • Sé empático: esfuérzate por entender los estados emocionales de la otra persona, así encontrarás las palabras más adecuadas si tuvieras que pronunciar algunas.
  • Abraza: un abrazo dice más que mil palabras. A veces las palabras incluso son molestas para las personas con depresión, pero este gesto reconfortante puede llevar un mensaje más efectivo.
  • Entiende con qué estás tratando: la depresión es una enfermedad que debe ser tratada, no algo que “se le pasará” a la persona. Intenta investigar cómo funciona esta enfermedad y cómo afecta la vida de las personas, no minimices la batalla de la otra persona.
  • No le preguntes si está bien: es una pregunta muy incómoda porque la respuesta es que sencillamente no lo está. En cambio, permítele a la persona que te cuente cómo va su día, qué ha hecho o cosas similares que le hagan ver que te importa.
  • Reafírmale: estas personas suelen sentirse inútiles e insignificantes. Puedes hacer un gran trabajo recordándoles en qué son buenos y lo valiosos que son para ti.
  • Anímale a practicar el autocuidado: las personas con depresión no tienen energía para cuidarse a sí mismas, no quieren ni levantarse de la cama. Anima a tu ser querido preparándole una comida saludable, acompañándole a comprar ropa nueva o a hacerse un cambio de look.
  • Distráelo: aléjalo de los pensamientos sombríos y caóticos. El cine, la música, visitar nuevos lugares o practicar nuevas cosas pueden ser algunas de las alternativas que fortalecerán su vínculo y al mismo tiempo llenarán la mente de esta persona con otros pensamientos más positivos o productivos.
  • Nunca te rindas: no te canses de ayudar a alguien que está afligido. Esta persona está a travesando el momento más desafiante de su vida. Mantente allí aunque no tengas ni idea de qué hacer, pues de alguna manera serás valioso para esta persona.

La Organización Mundial de la Salud indica que la depresión es un trastorno mental frecuente. Se calcula que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo. Asimismo, se considera la principal causa mundial de discapacidad. No nos demos por vencido con nuestros seres queridos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *