Saltar al contenido

Pasa la página, ¡siempre hay tiempo para escribir una nueva historia para tu vida!

Pasa la página, ¡siempre hay tiempo para escribir una nueva historia para tu vida!

Pasar la página puede ser difícil, sobre todo si hay heridas de por medio, pero nunca podrás descubrir más acerca de tu maravillosa historia si no estás dispuesto a perdonar, perdonarte y pedir perdón.

Cuando la mayor parte de tu energía está enfocada en un solo suceso o una sola persona, queda poco espacio para la creatividad, los sueños y las ilusiones. Muchas personas no se dan cuenta cuánto de la vida están desperdiciando por retener odios, miedos y resentimientos.

Una persona que perdona es un alma libre, está lista para lo bueno y maravilloso de la vida porque ha dejado atrás todo lo que le generaba peso.

Muchas personas deciden hacerle un altar al dolor, rememoran la herida mientras las lágrimas brotan como el primer día. Sin saberlo, han encontrado cierto placer en el sufrimiento. Sin embargo, dicho placer es una trampa mortal.

Y es que quienes se quedan atrapados en un momento doloroso de la vida, jamás podrán experimentar las mieles de las nuevas vivencias.

¡Qué bonito es cerrar un ciclo y abrir otro nuevo! La vida básicamente se vive a través de ciclos, pero hay personas que construyen su propia cárcel quedándose en un ciclo. Hay que darle oportunidad a las cosas nuevas, abrirse y dejar a atrás el pasado, después de todo, es pasado.

Aquí hay algunas buenas razones para perdonar:

  • Mejora tu salud mental.
  • Mejora tu autoestima.
  • Puedes sostener relaciones más sanas, sin miedos ni resentimientos.
  • Menos ansiedad, estrés y hostilidad.
  • Buena salud cardiovascular.
  • Un sistema inmunológico más fuerte.
  • Menos síntomas de depresión.
  • Pensamientos positivos constantes y actitud optimista sobre la vida.

Con todos estos beneficios, no cabe duda que vale la pena pasar la página. Llegó el momento de escribir una nueva historia, porque así como a la primavera precede el invierno y a la luz del día la noche, la mejor etapa de tu vida está por venir después de los momentos de dolor.

El corazón alegre es buena medicina, pero el espíritu quebrantado seca los huesos.

Prov. 17:22.

No merece la pena quedarse atrapado en una cárcel de dolor. Hoy puedes decidir perdonar y seguir adelante, con más ánimo, con lecciones aprendidas y una mejor perspectiva de la vida.

Porque perdonar no se trata de olvidar, se trata de aprender las lecciones que ha dejado el golpe para vivir las experiencias de la vida de forma más sana. No hay que cerrarse al amor, a la alegría y a la aventura. Todo lo contrario, hay que abrirse incluso más, con todo lo que hemos aprendido a raíz de una mala experiencia.

Tu aventura recién empieza, no importa la edad que tengas. Así que no dejes de soñar y de atreverte. Hoy mismo, tu vida es una hoja en blanco ¿qué quieres escribir?