octubre 21, 2020

Paciente con VIH en remisión aumenta las esperanzas para una futura cura del sida

El sida es una enfermedad que ataca y destruye el sistema inmunológico del nuestro cuerpo haciendo que cualquier otra enfermedad pueda transmitirse sin ninguna dificultad y por supuesto esto significa que tengamos más facilidad para sufrir complicaciones y morir. Actualmente no existe una cura para este virus mortal, pero los resultados en un paciente en Brasil han animado a la comunidad médica pues podría ser la clave para una cura definitiva.

El virus del VIH o virus del SIDA ha contagiado a millones de personas en todo el mundo. Y aunque ya esta enfermedad no causa tanto estrago y desesperación como en los años 90, sigue siente una de las tantas enfermedades sin cura. Pero la razón por la que esta enfermedad se ha controlado es por la conciencia social de las personas para cuidarse al momento de tener relaciones sexuales, sin embargo, en el mundo hay más de 78 millones de personas que portan la enfermedad, o al menos esto es lo que algunos estudios y estadísticas han resaltado.

La enfermedad no mata en seguida, y muy seguramente estas personas morirán de cualquier otra cosa menos de Sida, y es que este virus destruye tu sistema inmune que es quien te cuida de las enfermedades. Sin defensas, tu cuerpo está constantemente expuesto, lo que significa que cualquier cosas podría matarte.

Pero la comunidad médica ha venido haciendo grandes esfuerzos por encontrar la cura definitiva. Se han hecho muchos ensayos pero hasta ahora nada ha sido concluyente, sin embargo, un paciente podría ser clave para encontrar la cura. Se trata de una paciente anónimo llamado en redes sociales como “Paciente de Sao Paulo”. Este paciente actualmente cuenta con más de 30 años y fue tratado con un cóctel intenso de medicamentos contra el VIH en el que se incluye la terapia antirretroviral (ART) el cual se complementó con antirretrovirales adicionales, además de un medicamento llamado nicotinamida, una forma de vitamina B3.

El paciente que fue diagnosticado con VIH en 2012 fue expuesto a este tratamiento por 48 semanas y luego de haber pasado un año se le realizaron las pruebas respectivas para saber si seguía teniendo la enfermedad y el resultado fue negativo. El Dr. Ricardo Díaz de la Universidad de Sao Paulo quien se encarga del estudio y análisis de este paciente compartió en sus redes sociales lo siguiente:

“No podemos buscar en todo el cuerpo, pero hasta ahora, no tenemos células infectadas. Creo que es muy prometedor. Este paciente podría estar curado”.

Sin embargo también ha dicho que es muy pronto para dar una aseveración como esta y que se seguirán haciendo más estudios. Los resultados no son concluyentes porque otras cuatro personas fueron tratadas con el mismo tratamiento y en ellas no hubo cambio alguno.

Sin duda no queda más que seguir manteniendo la esperanza, pero si de algo podemos estar seguros es que se están dando importantes cambios en la medicina del siglo XXI y es muy probable que en esta nueva década a la que estamos entrando nos encontremos con la cura definitiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *