agosto 4, 2020

“No te rindas”, poema de autor anónimo.

Desde hace 10 años, un hermoso poema titulado “No te rindas” circula por redes sociales y la verdad es que a todos ha gustado mucho. Se ha atribuido su autoría a Mario Benedetti, sin embargo, parece no estar relacionado con este escrito.

Mario Benedetti fue un reconocido escritor, poeta, dramaturgo y periodista uruguayo, con una obra prolífica, admirada en todo el mundo. Hoy Benedetti es leído en todo el mundo y su persona también ha sido reconocida por su incansable lucha por los derechos humanos.

Sin embargo, respecto al poema “No te rindas”, la Fundación Mario Benedetti aclaró que el poema no le pertenecía al autor uruguayo. La Fundación Mario Benedetti aclaró que la posible confusión se deba a que la prosa del poema y la forma de escritura es muy similar a otro escrito del autor, titulado “No te salves”. Así lo aclararon en su cuenta oficial de Facebook.

Dicho esto, el poema “No te rindas” tiene una autoría desconocida, anónima, sin embargo, son palabras que sin importar quién las haya escrito, son inspiradoras y llenan de vida y aliento a quien las lee. La pieza se presenta como voz de ánimo interior para los que se sientes desamparados, olvidados y resignados al destino. A continuación les compartimos el poema “No te rindas”.

No te rindas

No te rindas, aun estas a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frio queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños,
porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto,
porque no hay heridas que no cure el tiempo,
abrir las puertas quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.

Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos,

No te rindas por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños,
porque cada día es un comienzo,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estás sola,
porque yo te quiero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *