septiembre 29, 2020

Músicos reconfortan a los pacientes con coronavirus

Imagínate estar en una cama de hospital sin la posibilidad de ver a tu familia y amigos y sin siquiera poder compartir con tus enfermeras y médicos, pues todos te atienden con máscaras y protectores y se acercan a ti con miedo de que puedas contagiarles. Así es la vida de miles de personas quienes ahora mismo luchan por sus vidas en los hospitales de todo el mundo. La crisis del Coronavirus ha creado un cerco que nos impide socializar e interactuar con las personas, esto por una mayor seguridad y por prevención. Sin embargo es algo bastante lamentable pues muchos pacientes en los hospitales se deprimen por esta situación. Aunque definitivamente, esto no parece ser un problema en el NewYork-Presbyterian Allen Hospital en Manhattan.

Un concierto que da esperanza a médicos y pacientes en plena pandemia

Entre todos los hospitales que ahora mismo están atendiendo cientos de casos positivos de Coronavirus, uno en particular se ha convertido en el más envidiable hospital gracias a que los pacientes están recibiendo una atención que no va incluida en el servicio de atención al paciente. Se trata del NewYork-Presbyterian Allen Hospital en Manhattan, que tuvo la oportunidad de contar con la iniciativa de decena de artistas que aunque no son grandes estrellas del espectáculo, han ganado concursos de música, o son profesores de música de diversas universidades.

Estos músicos, a través de plataformas como FaceTime entre otras, llevaron su música a las distintas habitaciones en donde se encuentras los pacientes de Coronavirus. Este hospital que cuenta con solo 200 camas, y que trata a muchas personas de bajo recurso, le han dado la sorpresa a sus pacientes llegando con teléfonos inteligentes a las habitaciones para colocarles la música de estos artistas que de manera desinteresada han decidido tocar para ellos.

Estos artistas hacen sus presentaciones desde California, Kentucky, Maine, Virginia, Massachusetts y Nueva York, en dónde se encuentran en zonas seguras y protegidas para evitar el virus. El lunes pasado, por ejemplo, luego de la muerte de una colega de la Dra. Rachel Easterwood por causa del virus, se realizó un concierto para los miembros del personal de la sala de emergencia. La actuación fue tenue y sombría oyendo la música de Bach, Edith Piaf, Saint-Saëns y Elton John, pero sin duda que fue un instante liberador para todos.

Esta pandemia sin duda ha dejado un hueco en los corazones de millones de personas en todo el mundo, pero gracias a la música las personas se pueden sentir reconfortadas por un rayo de esperanza de que al final todo esto pasará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *