octubre 25, 2020

¿Los romanos inventaron el reciclaje? Lo que nos cuentan las ruinas de Pompeya

Todos recordamos a Pompeya gracias a los libros de Historia, sin embargo, los recuerdos que tenemos o los que más predominan son los de una ciudad destruida por la erupción volcánica del monte Vesubio. Y es normal que sintamos fascinación por esta tragedia pues las huellas de quienes alguna vez vivieron allí, pueden hacer que se nos erice la piel de todo el cuerpo. Pompeya se describe como una hermosa ciudad llena de mucha innovación tecnologica en donde, según algunos investigadores, se destaca la capacidad para reciclar y reutilizar sus desechos.

En el pasado ya se pensaba en el reciclaje

Hoy día el mundo está envuelto casi en basura. Sí, suena exagerado, pero la verdad es que solo tienes que pensar en la enorme cantidad de desechos que pueden generar casi ocho mil millones de personas en todo el mundo. Y, ¿A dónde va a parar todo esto? Mucho de este desecho termina en ciudades y países extremadamente pobres, o al menos cerca de ellos. Otra gran cantidad termina en gigantescos vertederos de basura que ya no dan abasto, y lo demás termina en el océano y en las calles. ¿Qué estamos haciendo para evitar esto? No mucho en realidad, pues in importar los esfuerzos siempre habrá basura en el mundo y esto en parte contribuye con el calentamiento global que tanto nos está afectando.

Pero las intenciones por mantener las ciudades limpias siguen estando allí y algunos gobiernos, fundaciones y asociaciones están haciendo grandes esfuerzos por conseguirlo. Sin embargo, ¿sabías que estas intenciones no vienen del siglo XXI? En realidad parece que datan desde hace muchos años atrás, más concretamente del año 75 d.C. Para saber esto debemos trasportarnos hasta ese año justo a la ciudad de Pompeya de la cual se sabe ahora gracias las exploraciones y los estudios de un grupo de personas, que esta ciudad se esforzaba por mantenerse limpia y ofrecer métodos eficientes de reciclaje.

Allison Emmerson, profesora de la Universidad Tulane y los arqueólogos Steven Ellis y Kevin Dicus, de la Universidad de Cincinnati, estudiaron todo esto y determinaron que los habitantes de Pompeya además de contar con eficientes acueductos y que sabían usar el hormigón como elemento principal de construcción, también contaban con excelentes mecanismos para el reciclaje.

Una de las pruebas que validan este hecho viene dada por montículos encontrados fuera de la ciudad que se consideraron como espacios de vertedero de basura. Pero, nueva información recalca que estos lugares eran en realidad lugares de transición en donde se almacenaba la basura para luego ser clasificada y seleccionada para una posible reutilización. Y es que en estos lugares se encontraron restos de yeso y cerámica, materiales que se usan muy bien en la construcción.

Se puede decir que Pompeya se construyó en gran parte con principios autosustentables. Nada mal para una civilización que más tarde desaparecería de manera instantánea dejando sí acaso un cúmulo de cenizas de lo que antes fue una de las ciudades más gloriosas del Imperio Romano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *