octubre 24, 2020

Los expertos advierten que se avecina un ‘declive covid’ para los niños fuera de la escuela

Un alumno de primer grado finalmente se estaba familiarizando con la lectura. Hizo “enormes progresos”, dijo su maestra de educación especial, Jill Marangoni, quien había pasado meses trabajando con él en Nueva York. Pero luego el coronavirus cerró las escuelas.

Ahora, siete semanas después, “ha olvidado muchas de sus palabras a la vista”, dijo Marangoni a CNN. “Ya ha vuelto a esas habilidades básicas de lectura en las que tiene que pronunciar cada palabra. Es decepcionante verlo porque pasará a segundo grado el próximo año y ahora va a estar casi dos años atrás”.

La maestra Marangoni trabaja con 25 alumnos pero no puede contactar con muchos de ellos, así que actualmente solo está trabajando con 10 alumnos. Mientras tanto, los otros se están atrasando. La cuarentena está generando un efecto de declive en la curva de aprendizaje escolar de los niños, causando en muchos un retroceso de lo que ya sabían.

Los especialistas señalan que este problema es mucho más pronunciado en los estudiantes de primaria, durante los primeros grados. En este período se sientan las bases críticas de las habilidades de lectura, escritura y matemáticas que deberían desarrollarse en los próximos años, lo que podría robar a una generación de estudiantes de etapas vitales de aprendizaje.

“Es una especie de doble golpe el comenzar a olvidar y perder ese tipo de mentalidad académica de estar fuera de la escuela y perder un par de meses importantes de instrucción”, dijo Megan Kuhfeld, investigadora científica de la Asociación de Evaluación del Noroeste para el Centro de Investigación de Crecimiento Estudiantil.

Los especialistas predicen que el cierre prolongado de las escuelas podría causar serios contratiempos académicos para los estudiantes que luchan por adaptarse a la instrucción remota. En el peor de los casos los estudiantes solo retendrán el 70 % de las habilidades adquiridas en lectura y el 50 % de las habilidades adquiridas en matemáticas. En las matemáticas es donde está el punto crítico, según Kuhfeld.

“Parece que las matemáticas son algo que los padres no se sienten tan cómodos haciendo con sus hijos”, dijo. “Descubrimos que las matemáticas a menudo son algo que los padres ven como el dominio de la escuela para instruir a los estudiantes. Entonces, típicamente, cuando no hay escuela, las matemáticas son menos frecuentes en el hogar que la lectura”.

Tanto maestros como padres han reportado que para los niños es más complicado aprender en casa, especialmente si tienen necesidades especiales o si están acostumbrados a intervenciones que dependen de la instrucción práctica. Beth Scott, madre de dos hijos, dijo que le preocupa que su hija de octavo grado, que tiene dislexia, se mantenga al día con sus compañeros.

“Es difícil para ella concentrarse por sí misma sin tener a alguien allí que la guíe”, dijo Scott. “A pesar de que ha hecho grandes progresos en los últimos cinco o seis años… volverá a estar detrás. Siento que nos remonta un poco a hace varios años, cuando recién este año habíamos entrado en la corriente principal en las clases y ahora está tratando de mantenerse al día”.

Los padres y los maestros coinciden en conclusión que el aprendizaje virtual no es suficiente, al menos mientras no existan más herramientas y el dominio de las mismas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *