julio 4, 2020

Las personas se movilizan para ayudar al dueño de un negocio que anunció la bancarrota después de 50 años

El señor Nelson, en Sao Paulo, Brasil, llevaba 50 años trabajando en su negocio de suministros de jardinería, pero debido a la pandemia, tuvo que declararse en  quiebra.

La pandemia ha paralizado la economía en muchos países alrededor del mundo, esto ha resultado en despidos masivos y negocios, tanto de emprendedores como de veteranos, declarándose en bancarrota con cierre forzoso. La situación no es fácil ni para los trabajadores ni para los comerciantes ni empresarios, pero es una caricia al alma ver algunos gestos de bondad alrededor del mundo en medio de la crisis.

En esta oportunidad, se trata de la historia del señor Nelson, dueño de un negocio de jardinería con puertas abiertas a todo el público durante los últimos 50 años. Al verse en la quiebra, el hombre de la tercera edad tuvo el valor para recurrir a las redes sociales y pedir ayuda para no tener que cerrar su negocio.

La foto que ves a continuación presenta al señor Nelson con un cartel en portugués que básicamente dice: “Ayúdame a salir de la crisis. Firma c/50 años de vida”. La imagen no tardó en volverse viral.

La imagen llegó a todos los rincones de Brasil y quienes se encontraban en Sao Paulo y sus alrededores se tomaron el mensaje en serio y procedieron a la acción. Pronto, muchas personas llegaron al negocio del señor Nelson a comprar tierra, macetas, plantas y todo tipo de suministros de jardinería. Las personas hicieron filas para comprar y ayudar a salvar el negocio familiar del señor Nelson.

La movilización fue tal, que el pequeño negocio de don Nelson se profesionalizó. Ahora ya tiene hasta cuenta de Instagram manejada por especialistas en marketing. ¡La cuenta ya tiene más de 79 mil seguidores!

La movilización tomó al señor Nelson por sorpresa y ahora más que nunca tiene el ánimo para seguir trabajando en sus flores y en su negocio a pesar de su edad. Estamos viviendo un momento difícil, pero ver cómo cientos de personas se han movilizado para ayudar a un anciano a no perder el negocio en el que ha invertido toda su vida resulta esperanzador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *