septiembre 29, 2020

Las abejas están prosperando a medida que la contaminación cae durante la cuarentena

El COVID-19 no ha sido una buena noticia para todos, sin embargo, las abejas, los mejores polinizadores del mundo, se están viendo beneficiadas. Y es que mientras los niveles de contaminación caen en el mundo, la naturaleza se está tomando un respiro para florecer y las abejas están prosperando de una manera que no había ocurrido en décadas.

Con el aislamiento social y el poco transporte, la contaminación del aire se ha reducido significativamente en la mayoría de países del mundo. Como resultado, las colonias de abejas se están recuperando y proliferando.

Según la apicultora de 43 años Helen McGregor, cuya familia posee la granja de abejas más grande del Reino Unido, Denrosa Apiaries, el medio ambiente y las abejas son los grandes beneficiados del aislamiento.

“Menos tráfico, menos contaminación está destinada a marcar una diferencia en el medio ambiente que, por supuesto, tiene un efecto positivo para las abejas. Esperemos que veamos estos cambios duraderos. Creo que la gente está más consciente de lo que sucede a su alrededor y en el campo en este momento debido al aislamiento”, dice Helen.

La familia de McGregor ha estado en el negocio de la apicultura desde la década de 1940. Actualmente, su granja de abejas tiene 4,000 colmenas, cada una llena de 50,000 abejas. Esta familia ha llevado miel a la familia real en su país. Helen tiene la esperanza de que esté ocurriendo un cambio real en la consciencia de las personas.

“Son más conscientes de la naturaleza, tal vez ven colmenas cuando están fuera y piensan más en los alimentos que comen y de dónde provienen. [El aislamiento] Está llevando a las personas de regreso a sus raíces, haciéndoles ver lo que es necesario para la vida y lo que no, es volver a una perspectiva básica de la vida“.

Los informes publicados en distintos países revelan que la cuarentena ha sido beneficiosa para las economías agrarias regionales. Las granjas y los cultivos de los campesinos se están beneficiando. Por ejemplo en esta zona, los agricultores dependen de las abejas para polinizar sus cultivos. La granja de abejas de McGregor proporciona colmenas para ayudar con eso. Así que hay probabilidades de que próximamente vengan cultivos muy buenos gracias al trabajo de las abejas.

“Es muy temprano en nuestra temporada para decir cómo será la producción, pero las abejas están ocupadas trayendo néctar y polen. Estamos a merced del clima y podría llover un poco, ya que el suelo está muy seco”.

En las últimas décadas, la salud de las abejas se ha visto muy afecta por el cambio climático, los parásitos, la producción de químicos agroindustriales, etc. Los científicos estiman que en un mundo sin abejas no tendríamos 70 de las 100 especies de cultivos que alimentan al 90% del mundo. Así que es muy bueno saber que se están recuperando las colmenas durante esta pandemia ¡Buen trabajo abejas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *