octubre 21, 2020

La historia detrás de ‘Wonder’ (Extraordinario), la nueva tendencia en Netflix

Wonder o Extraordinario es una película estelarizada por Jacob Tremblay, Owen Wilson y Julia Roberts y dirigida por Stephen Chbosky, que se estrenó durante la temporada navideña de 2017. Sin embargo, recientemente llegó a la plataforma de streaming de Netflix convirtiéndose en tendencia rápidamente. Es una película inspiradora, para sentirse bien, aprender lecciones de vida y ver en familia. Aquí te contamos lo que quizás no sabías de Wonder.

De qué trata Wonder

La historia gira en torno a un niño de 10 años llamado Auggi (Jacob Tremblay), que tiene una deformidad congénita en el cráneo y en el rostro. Ha sido sometido a 12 cirugías desde su nacimiento y es todo un sobreviviente. Sin embargo, deberá enfrentarse a un gran desafío que le genera mucha incertidumbre y miedo: por primera vez irá a la escuela.

Hasta entonces su madre Isabel Pullman (Julia Roberts) lo ha estado educando en casa, para que no tenga que sufrir el escrutinio de las miradas de los niños, que no saben disimular su impresión al ver a Auggi como lo hacen los adultos.

Auggi por su parte solo quiere ser un niño normal, pero en el camino descubrirá que él solamente puede ser extraordinario. El niño inicia la escuela y lo que todos se temían sucede, comienza a sufrir bullying. Sin embargo, en el camino Auggi se ganará el corazón de muchos y empezará a hacer buenos amigos.

La verdad detrás de Wonder

La verdad de la historia de Wonder se encuentra en su fuente de inspiración, una novela llamada ‘La lección de August’, escrita por la autora Raquel Jaramillo Palacio. La autora reveló que los personajes del libro son ficticios pero que todo estuvo basado en una situación que vivió en carne propia, en Nueva York.

En una entrevista en 2017 con El Periódico Palacio reveló:

“Estaba esperando delante de una heladería a que hijo mayor, Caleb, que entonces tendría unos 11 años, saliera con unos batidos, cuando una niña con una grave malformación craneofacial vino a sentarse junto a mí y mi hijo menor, Joseph”.

“Pensé para mis adentros que, probablemente cuando Joseph (3 años) la viera, se iba a echar a llorar, así que decidí levantarme discretamente para evitar que esa situación y no herir los sentimientos de la niña. No lo logré. Caleb salió de la heladería y le dije que se pusiera en marcha, pero se le cayeron los batidos. Mientras Joseph, como yo había sospechado, empezó a llorar porque había visto a la niña. Oí a la madre de aquella niña decir ‘Creo que ha llegado el momento de irse’. Y me sentí fatal. Por querer proteger a mi hijo, había hecho daño a aquella familia… Esa misma noche empecé a escribir ‘Wonder'”, añadió Palacio.

Qué aprendemos de esta película

En Wonder hay lecciones de crianza, de hermandad, de amistad y de bondad. Entendemos que los bullers (niños que acosan a otros) solo replican las conductas tóxicas de sus padres. Aprendemos que en una familia todos cuentan, aun cuando algunos miembros reciben más atención. Comprendemos que muchas veces por querer agradar a otros decimos cosas que en realidad no sentimos pero que pueden lastimar a alguien.

En definitiva, es una cinta que regala mensajes grandiosos cada dos por tres. Pero si tuviéramos que seleccionar una sola enseñanza, esta sería que hay gente extraordinaria a nuestro alrededor más allá de las apariencias y si solo nos dejamos guiar por las caras bonitas, nos estamos perdiendo de mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *