octubre 22, 2020

La conmovedora historia de una vendedora de pescado que envió a su hijo a la escuela de medicina a pesar de sus bajos ingresos

Muchas personas que parecen ser las más vulnerables terminan siendo las que consiguen historias más asombrosas, como por ejemplo el caso que te presentamos a continuación.

A pesar de sus bajos ingresos logró enviar a su hijo a la escuela de medicina

Esta historia se parece a la de muchas otras personas que han conseguido lo que en principio parecía imposible. Se trata de una mujer de 55 años que responde al nombre de Nanita Ronquillo. Ella es una vendedora de pescado en un viejo mercado de Filipinas.

https://iheartintelligence.com/wp-content/uploads/2020/06/nanita-4-1024x576-1.png

Como toda madre, Nanita ama a su hijo, quien lleva por nombre el de John Nico. Su amor es incondicional, y siempre intenta demostrárselo dándole todo lo que necesita para vivir lo mejor posible, esto es algo que las madres hacen sin importar lo que cueste. Otra cosa en la que se parece Nanita a otras madres, es que está separada del padre de John, se separó de él justo después de enterarse que este le era infiel y que de hecho tenía otra familia conformada en otra parte.

https://iheartintelligence.com/wp-content/uploads/2020/06/nanita-3-1024x574-1.png

Esto a Nanita la decepcionó pero no la llevó a desprenderse de su hijo, al contrario, buscó ser madre y padre para John (sí, como millones de otras madres en el mundo). Nanita, sale cada mañana alrededor de las 5 a trabajar, para vender pescado en el mercado local, trabaja poco más de las doce horas al día, es decir, hasta al después de las seis de la tarde. Esto lo hacía no solo para llevar el pan a su casa y alimentar a su hijo sino para poder pagarle los estudios. Sin embargo, su muy alto esfuerzo no era suficiente y John tuvo que abandonar la escuela por un tiempo.

Y decimos por un tiempo, porque Nanita siguió luchando, ella continuó trabajando día y noche para lograr reunir el dinero suficiente y una vez que lo consiguió, su hijo volvió a clases y fue indetenible. El joven John consiguió el título de médico en una carrera que le tomó 4 años de fuertes estudios. Ese título fue la recompensa que John le pudo dar a su madre, pues a Nanita le tomó 6 años ahorrar para que su hijo pudiera estudiar.

https://iheartintelligence.com/wp-content/uploads/2020/06/nanita-2-1024x575-1.png

Como ves esta es la historia de una madre que no recibió caridades de nadie, que luchó por sí sola y que solo con la ayuda de Dios pudo alcanzar lo que muchos otros no han podido aún. Esto demuestra que nunca debemos dejar de insistir por lograr nuestros sueños, pues si nos rendimos no sabremos nunca hasta donde podemos ser capaces de llegar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *