agosto 4, 2020

¡La ansiedad no es broma! 9 cosas que toda persona ansiosa quiere que sepas

Cada vez tenemos a personas más ansiosas y una sociedad menos informada al respecto. Cualquier persona, de cualquier edad, puede padecer ansiedad y las cosas que más frecuentemente se les aconseja están muy lejos de ser útiles. Por tanto, es completamente provechoso tomarse el tiempo para leer estas 9 cosas que una persona ansiosa quiere que sepas.

9 cosas que toda persona ansiosa quiere que sepas

1. No es falta de confianza en Dios. Puede que la persona desee en su corazón tener fe para superar sus inseguridades, pero cuando alguien se le acerca para decirle que no está confiando lo suficiente en Dios, es fácil sentirse culpable y esa culpabilidad le genera más ansiedad, produciendo un círculo de destrucción. Si realmente consideras que la persona necesita la presencia de Dios en su vida, existen otras maneras de hacerlo saber sin hacerle sentir culpable. Demuestra la fe con tus propias acciones.

2. No siempre está claro qué provoca la ansiedad. Las personas ansiosas la mayor parte del tiempo no logran identificar de dónde viene su ansiedad. Y no saber los motivos les genera más angustias. Por tanto, no sumes preocupación insistiendo con preguntas inquisitivas.

3. Los síntomas físicos no son fingidos, para estas personas son reales. No creas que las taquicardias, opresión en el pecho o ganas de vomitar son intentos de victimización, estas personas necesitan de tu apoyo cuando estos síntomas atacan.

4. Los ansiosos no quieren escuchar que les vas a decir o les vas a contar algo más tarde, eso los mata por dentro. En ese período de tiempo se imaginan los peores escenarios posibles.

5. Los ansiosos siempre están luchando contra la ansiedad. Puede que por fuera les veas calmados, pero por dentro hay una batalla campal.

6. Nunca compares a un ansioso ¡jamás! Le haces sentir miserable cuando haces eso. No digas cosas como que “fulano estaba exactamente en la misma situación y en unos días pudo resolverlo”. No estás ayudando, solo lanzas más tierra.

7. Los ansiosos no duermen bien. Ten en cuenta que cuando se van a dormir, su cabeza no para de contar todos los escenarios posibles. Les es difícil tener buenas temporadas de descanso y repasan todo el tiempo las cosas que les sucedieron en el día.

8. A los ansiosos les duele el pecho a menudo por causa de la angustia. Tienen problemas para concentrarse y solo pueden ver su mente ir de un lugar a otro sin ningún propósito. Intentan entender qué sucede y aunque los problemas no son reales, por dentro los sienten como si lo fueran.

9. Finalmente, si no sabes qué decir o qué hacer cuando una persona está ansiosa, solo permanece allí. A veces el silencio y la compañía son de más ayuda que las palabras prejuiciosas o sin sentido. Ten paciencia y manifiesta tu amor por las personas que pasan por estas tormentas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *