septiembre 29, 2020

Este hombre que ha estado solo en el mar tiene un mensaje para los que padecen el aislamiento social

Aleksander Doba ha vivido largas temporadas en aislamiento, enfrentándose al mar, las tormentas, la insolación, etc. Dice que precisamente esto es lo que lo ha hecho sentir vivo. Este hombre ha cruzado el Atlántico solo en un kayak, tres veces.

Recientemente, el diario The New York Times publicó un podcasts titulado The Sunday Read: Alone at Sea, que cuenta la historia imposible de este aventurero de la tercera edad, que no se ha detenido ante nada. Su mensaje siempre ha sido “si yo puedo hacerlo, tú también puedes hacerlo”. La última vez que cruzó el Atlántico tenía 70 años, en 2018.

En el año 2015, la revista National Geographic lo nombró Aventurero del Año por votación popular. Y es que Aleksander resulta inspirador para muchas personas por su determinación y coraje, pero también por sus ganas de vivir, mandando un mensaje poderoso a las personas que atraviesan la tercera edad y que sienten que ya la época de cumplir sueños pasó. Aleksander Doba ha hecho con más de 70 años lo que muchos jóvenes no se sienten capaces, desafiando su propio cuerpo y mente en la inmensidad del mar.

Pero además, Aleksander Doba ha pasado hasta 110 días solo en el mar. Conoce lo que es esa sensación de aislamiento, de no poder charlar con otro ser humano, mientras se atraviesa por un momento de crisis, que en su caso vendrían a ser las tormentas y la insolación. Sin embargo, este hombre de origen polaco siempre ha abanderado un mensaje de optimismo. Para Aleksander el optimismo es fundamental para atravesar los períodos de aislamiento y poder enfrentarse de forma creativa a los problemas más difíciles.

De acuerdo con la filosofía de Aleksander, pensar en las limitaciones como la edad, la soledad o incluso el estado del clima, es buscar excusas para no ser feliz. El mensaje que Aleksander transmite al mundo que ahora atraviesa por el aislamiento ante una pandemia, es aprovechar la soledad para sacar a flor de piel nuestro potencial creativo. La mayor parte del tiempo estamos tan ocupados y tan distraídos, que difícilmente nos enfocamos en nosotros mismos y descubrimos nuevos sueños y nuevas perspectivas de vida, no tenemos tiempo para ser creativos. Pero lo que permite la soledad es poder crear en nuestra mente nuevas escenas y nuevas ideas.

Quien sabe, tal vez con la cuarentena descubras que puedes ser un gran cocinero, o que te gusta la pintura o desarrolles afición por algún tipo de música. Por lo general no tienes tiempo para indagar en estas cosas, pero en la soledad puedes permitírtelo. Eso sí, Aleksander señala que el primer paso es decidir mantenerse optimista (es una decisión), pues con quejas y de mal humor, no puedes cultivar la imaginación y la creatividad.

Si hablas inglés, puedes escuchar el podcast con su historia aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *