Saltar al contenido

¡Esta frase cambiará tu relación como por arte de magia!

¡Esta frase cambiará tu relación como por arte de magia!

Una mujer comenzó a usar una frase con su esposo y el resultado fue aterrador. Ella trabajaba en una empresa que solía usar ciertas frases para promover la armonía en el lugar de trabajo, y al principio realmente pensaba que solo era una tontería.

Finalmente encontró una frase que podía usar con su esposo y descubrió por casualidad que realmente sí funcionaba.

Su esposo estaba irritado, cansado y molesto por su trabajo. Entonces mientras ella escuchaba sus quejas recordó una frase que le enseñaron en el trabajo: “¿En qué puedo ayudarte?”.

Tan pronto como ella le hizo esta pregunta, él se relajó e incluso se disculpó con ella por llevar tanto tiempo hablando de sí mismo. Le prometió que su trabajo no volvería a afectar tanto su vida nuevamente.

Desde entonces, la mujer ha estado obsesionada con el uso de esta frase que parece mágica. Cada vez que su esposo está molesto o enojado le pregunta “¿En qué puedo ayudarte?”, y cuenta que en todas las oportunidades ha funcionado.

Cuando comprobó los beneficios de la frase se la compartió a sus amigas, y comenta que tanto su esposo como las parejas de sus amigas se relajaron al escuchar la frase con frecuencia.

La esposa considera esto como un “hackeo al sistema”, pues se saltó la parte de las discusiones irritantes y con una sola frase llegó al punto en el que realmente puede ser de ayuda.

La magia detrás de la frase

La doctora y experta en relaciones Jane Greer, Ph.D. señala que esta frase es mágica porque tiene prácticamente todo lo que necesitas para mostrarle a tu pareja que te importa, lo cual es crucial cuando está molesto.

Según la experta, la frase “¿En qué puedo ayudarte?” trasmite tres cosas importantes:

  • Te encuentras en sintonía con tu pareja, atenta a lo que está pasando, considerando sus sentimientos y necesidades, empatizando con la situación y buscando la forma de ayudarlo con apoyo concreto.
  • Esta pregunta le da a las mujeres una hoja de ruta exacta de lo que deben hacer a continuación, ya que lo que generalmente escucharán es algo tan simple como «solo escúchame». ¡Listo! Si tu esposo necesita algo más profundo te lo pedirá, pero si no, le das justo lo que te pide.
  • Esta frase evita que digas algo que podría empeorar aún más la situación. “Muchas veces pensamos que estamos ayudando al dar consejos, que por lo general es lo último que alguien quiere escuchar o lo que le resultará útil en este momento”, dijo Greer.

Entonces, si eres una gran fan de los “consejos” y a menudo cuando tu esposo anda irritado terminan discutiendo, la próxima vez prueba con la frase “¿En qué puedo ayudarte?” y observa los resultados.