septiembre 29, 2020

El Sol está bajo un período de “Cierre”: El clima helado, la hambruna y los terremotos pueden golpearnos en cualquier momento

El 2020 podría ser tan solo el inicio de una serie de años con una gran cantidad de calamidades. Al menos, ese es el escenario que ha dejado sobre la mesa la Nasa. Esto a raíz de un descubrimiento inusual protagonizado por el sol. Y es que parece que la cuarentena o el cierre o bloqueo que ahora estamos viviendo a causa del Coronavirus, no lo estamos acatando solo nosotros sino también el sol. Ahora ha entrado en un proceso de cierre que pudiera traer consigo una serie de eventos desafortunados que pueden matar a millones de personas en todo el mundo.

Un sol sin manchas y un riesgo absoluto de desastres naturales

Ahora mismo nos aproximamos al sexto mes del año y los resultados no han sido nada favorable. Y es que el mundo se ha visto obligado a detenerse para evitar la expansión del virus. Millones, se encuentran en sus casa guardando cuarentena y evitando el contacto social.

Pues bien, esto mismo es lo que está haciendo el Sol. Científicos de la Nasa han dicho que nuestra estrella amarilla se encuentra en un mínimo solar, lo que significa que la actividad en la superficie solar ha disminuido drásticamente. ¿Pero cómo entendemos esto? Simple, que la producción de manchas solares prácticamente desapareció. Así lo declaró el astrónomo Dr. Tony Phillips.

“Los recuentos de manchas solares sugieren que es uno de los más profundos del siglo pasado. El campo magnético del sol se ha debilitado, permitiendo rayos cósmicos adicionales en el sistema solar. El exceso de rayos cósmicos representa un peligro para la salud de los astronautas y los viajeros polares, afecta la electroquímica de la atmósfera superior de la Tierra y puede ayudar a desencadenar grandes rayos”.

Todo esto podría conducir a graves anomalías climáticas. Pues este hecho se compara al vivido entre los años 1790 y 1830, una época que llegó con un frío extremo, hambruna y fuertes erupciones volcánicas.

Todo esto puede ocasionar que muchas cosechas se pierdan, que zonas frías pasen a zonas de extremo frío y que las zonas de calor cambien drásticamente su temperatura. Al final, de ocurrir al menos una de estas proyecciones, la mortandad será aterradora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *