octubre 24, 2020
El dilema de las redes sociales: el documental que muestra cómo somos manipulados

El dilema de las redes sociales: el documental que muestra cómo somos manipulados

El dilema de las redes sociales es un documental recientemente lanzado en la plataforma de streaming, Netflix. El mismo, muestra cómo infieren las redes sociales en los aspectos más insospechados de nuestras vidas.

El documental muestra, con la colaboración de algunos de los desarrolladores más importantes de Silicon Valley, cómo se crearon algunas de las funciones más importantes que damos por sentado en redes sociales (como por ejemplo el botón de me gusta), que fueron creadas con un principio positivo, pero que han sido trastornadas de formas inesperadas.

Explica cómo funciona la inteligencia artificial y los algoritmos detrás de redes sociales tan importantes como Facebook, un espacio que tiene poca o casi ninguna influencia de ética humana, cada vez más gobernado por los algoritmos que no conocen valores como la empatía o la solidaridad.

Asimismo, en el aspecto político, muestra cómo el mundo está cada vez más polarizado, porque las personas se informan exclusivamente a través de las redes sociales, desde YouTube hasta Facebook; y el algoritmo, solo les muestra contenidos que son propensos a seguir, por lo que, quien es de cierto bando político, tendrá más contenido en su feed relacionado con su partido o en crítica hacia el otro partido.

Las noticias falsas también son un agujero negro insondable en las redes sociales, se desplazan como la pólvora en el entorno virtual y es difícil convertirla. Y a la par están las conspiraciones, nunca habíamos estado tan cerca de la información como ahora, sin embargo, somos una generación que duda de todo y conspira contra todos.

Es así como los expertos y creadores de las redes sociales, debaten durante el documental la manera como estos entornos digitales están transformando y deformando nuestras sociedades. Sin embargo, no todo es malo, es por eso que el documental se llama El dilema de las redes sociales.

Y es que por un lado, las redes sociales nos han unido más que nunca, nos han ayudado a vivir en comunidad y existen historias muy alentadoras de personas que se han encontrado a través de estas plataformas. Pero ¿pueden considerarse una herramienta? El documental responde a esto, la tecnología es importante para nuestras sociedades en la medida que funciona como una herramienta, pero las redes sociales no son una herramienta, no son imprescindibles y mientras más dependemos de ellas, más susceptibles somos a su dominio.

Finalmente, los expertos nos hacen ver que las redes sociales no son gratis y nada de lo que hacemos en ellas pasa desapercibido, todo está registrado en forma de datos que los algoritmos inteligentes pueden utilizar. Y nosotros, que tenemos un perfil en redes sociales, somos un producto que a menudo se vende al mejor postor.

La guerra contemporánea es estrictamente comercial, todos estamos registrados en algún servidor en forma de dígitos, somos datos y, aunque individualmente podemos pensar que no tenemos importancia, en masa somos el activo más valioso: definimos qué presidente gobierna un país, qué empresa se enriquece y cuál se empobrece, que sistema bancario es el más prestigioso y qué catástrofe natural verdaderamente vale la pena documentar.

No dejaremos de usar redes sociales, eso es seguro, pero sí podemos ser más conscientes de cómo actúan los algoritmos, cómo lo que consumimos infiere en nuestras decisiones y cuánto tiempo, emociones y energía invertimos en estas redes que no dejan de ser valiosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *