Saltar al contenido

Dejar que las personas que no te aman se vayan es lo más difícil pero importante de tu vida

Dejar que las personas que no te aman se vayan es lo más difícil pero importante de tu vida

En el amor, hay que saber cuándo retirarse. Duele, pero es una estrategia saludable y muy importante.

Hay personas que se quedan en las relaciones a costa de todo, incluso de sí mismas. No saben cuándo decir ya es suficiente, porque creen que cuando dicen “el amor lo resiste todo”, se refiere a que ellos deben apostarlo todo.

En realidad, es el amor mutuo el que lo resiste todo. Si uno de los dos ha dejado de querer, no vale la pena seguir en el juego.

Hay que aprender a decir adiós, soltar, dejar de amar a otro para amarnos y comprendernos a nosotros mismos.

La ensayista estadounidense Brianna Wiest habló un poco sobre el tema en el Though Catalog, en un artículo titulado “Aunque sea una de las cosas más difíciles que harás en la vida, recuerda que también será una de las más importantes”.

En este artículo la ensayista anima a las personas a dejar de insistir en las conversaciones difíciles con personas que se niegan a cambiar. También dice que no debemos ir tras las personas que nos responden con indiferencia.

Tal vez sea el momento para que dejes de priorizar a personas que te ven como lo último y que empieces a dedicarte un poco de amor y de cuidado.

Muchas veces, no dimensionamos la importancia que tiene el decir adiós en el momento adecuado. Según la ensayista, en nuestras sociedades se nos educa para clamar por atención, buscamos ser agradables y queridos e invertimos toda nuestra energía en ello.

Pero hay que aprender a aceptar que no todas las personas están viviendo la misma etapa. Por tanto, tú puedes estar preparado para una relación formal pero la otra persona no. Es respetable, no le convierte automáticamente en una mala persona. ¡Avanza con alguien que tenga las mismas prioridades que tú!

Además ten en cuenta que muchas situaciones malas y humillantes que tal vez te toque vivir en el amor, harán que seas una persona que sepa elegir. Tendrás criterio. No nacemos sabiendo cosas tan importantes de la vida.

Lo más importante para avanzar en una relación es tener la certeza de que la otra persona te ama y valora tus sentimientos. Ni el tiempo ni las atenciones le “convencerán” de que te ame. No necesitas convencer a nadie, el amor fluye naturalmente.

Reflexionando sobre lo que dice la ensayista, que hemos sido criados para clamar por atención, ten cuidado de no haber enfocado demasiado tu vida amorosa en este sentido.

No necesitas mendigar. El amor cuando llega es como una lluvia que no puedes contener. No tienes que hacer demasiado para recibir amor, más bien se trata de corresponder.

Así que pensemos si este patrón de querer llamar la atención no es lo que sustenta nuestras relaciones tóxicas. Y si no te sientes amado y valorado donde estás, entrega las armas, no tengas miedo ni lo pienses demasiado.