Saltar al contenido

Cuando la historia se repite, ¡presta atención! Hay una lección que debes aprender…

Cuando la historia se repite, ¡presta atención! Hay una lección que debes aprender...

Cuando la historia se repite, presta atención, hay una lección que debes aprender y que probablemente pasaste por alto la primera vez.

“¡Otra vez!”, el mismo tipo de persona, la misma actitud o la misma circunstancia vienen a causarle problemas a tu vida. No lo has terminado de descifrar cuando ya te sientes estresado porque sabes cómo acabará todo.

Es agotador revivir el estrés, el dolor y el sufrimiento de una herida del pasado, pero si está volviendo a pasar es por algo…

Las malas experiencias que se repiten tienen el propósito de enseñarnos algo. Si eres sabio, tomarás el tiempo para descifrar de qué se trata. Te invitamos a que hagas el siguiente ejercicio que te ayudará a aprender la lección y a no volver a pasar por lo mismo.

5 Pasos para aprender la lección y no repetir experiencias traumáticas

Para poner en práctica estos 5 pasos, es muy buena idea tener papel y lápiz a la mano, pues te ayudará a profundizar mejor en el asunto.

  • Identifica todas las similitudes de la situación: Responde en qué se parece esta persona o situación a tu experiencia traumática del pasado. Haz una lista de esos rasgos que son exactamente iguales y también medita en lo que generan en ti, sea tristeza, estrés o enojo.
  • Considera por qué y de qué manera te afecta: Medita en la manera como esta persona o situación te afecta y por qué desencadena un estado de infelicidad en ti. Por ejemplo, si se trata de una persona que te presiona, considera cómo llegas a concederle ese poder para ejercer presión sobre ti.
  • Encuentra tu debilidad: Esta experiencia ha venido en repetidas oportunidades a tu vida porque hay un área en la que eres débil, das entrada a personas y circunstancias que no debes o te dejas influenciar de una forma negativa. Escribe sin miedo cuál es esa debilidad que esta situación saca a flote.
  • Describe cómo podrías hacerte más fuerte: Solo quien conoce su propia debilidad puede hacerse más fuerte. En este contexto en particular, conocer tu debilidad te ayudará a diseñar una hoja de ruta para saber cuáles son las decisiones que debes tomar ante la vida para no ser más el blanco de personas o circunstancias.
  • Identifica el patrón: Muchas de las malas experiencias reiteradas en nuestras vidas obedecen a un patrón. Por ejemplo, las personas que viven una relación de infidelidad tras otra, a menudo tienen un mal patrón para elegir parejas. Si lo identifican y trabajan en ello, no volverán a vivir una experiencia similar.

Finalmente, te invitamos a abrazar el aprendizaje. A veces las situaciones pueden ser dolorosas y la vida se puede tornar desalentadora, pero cada aprendizaje es una victoria. Solo necesitas limpiar un poco el lente empañado y mirar las cosas desde otra perspectiva.

Cuando dejas de verte como víctima y te auto-percibes como aprendiz, la vida se convierte en una experiencia más feliz.