agosto 11, 2020

Con osos de peluche gigantes se guarda la distancia social en un café en París

Los países están relajando la cuarentena del COVID-19 y en Europa algunos restaurantes y café empiezan a abrir sus puertas. Sin embargo, las restricciones siguen siendo obligatorias y el distanciamiento social es una de ellas.

Los restaurantes, bares, cafés y otros lugares intentan recuperarse del tiempo de cierre. Pero en estos lugares es especialmente difícil exigir a los clientes una distancia de auto protección de 2 metros. Sin embargo, algunos negocios han encontrado la forma creativa de incentivar a sus clientes a guardar la distancia.

Un ejemplo de esto es un café en París, que está utilizando osos de peluche gigantes como una forma de implementar el distanciamiento social en sus negocios. De esta manera, no solo mantienen seguros a sus clientes, sino que además los adorables juguetes hacen que el ambiente sea más acogedor y desestresante. Además, los clientes que se sientan solos a tomar un café en la mañana, pueden disfrutar de la compañía del oso de peluche.

Anteriormente, un café alemán comenzó a usar ‘fideos de piscina’ como sombreros para asegurarse de que los visitantes sigan las restricciones. Y así, distintos restaurantes alrededor del mundo están dando ejemplos creativos de cómo guardar el distanciamiento social de forma divertida sin estresar a los clientes.

La situación provocada por la pandemia del COVID-19 ha sido bastante agobiante y las personas en distintas ciudades del mundo están especialmente estresadas. Cuando las puertas de casa se empiezan a abrir lo que menos quieren encontrar en sus lugares recurrentes es más restricciones difíciles de seguir. Así que el esfuerzo creativo que hacen estos restaurantes definitivamente es muy valioso para la salud mental colectiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *