septiembre 28, 2020

Cómo elegir los bocadillos no perecederos más saludables

Comer saludable no tiene por qué ser un dolor de cabeza. Ahora mismo millones de personas en todo el mundo están aprendiendo maneras simples para elegir bocadillos cada vez más saludables y que sigan resultando deliciosos al paladar. La idea es tener claro ciertos puntos que nos permitan elegir con sabiduría. Pero descuida, para hacer esto no necesitas todo un curso sino de solo tips prácticos que no te compliquen. Y es que no todos los bocadillos son bombas llenas de azúcar y aquí te diremos cómo identificarlos.

Elige inteligentemente lo que sea mejor para tu salud

Muchos se quejan de que este mundo está repleto de malas opciones en comida. Se habla de que todo básicamente es malo y que si deseas comer algo delicioso debes aceptar que esto vendrá cargado de azúcar, sal, aceite químicos, grasas trans y otras tantas cosas que pueden ser perjudiciales para nuestra salud.

Pero la verdad es que solo estamos mirando la superficie sin querer rasgar un poco más, pues existen miles de opciones que no pueden llevar a darnos un gusto sin sufrir luego de algún disgusto. Ahora mismos es cierto que los bocadillos pre-envasados se etiquetan y se comercializan de una manera que nos hacen pensar que se trata de alimentos saludables cuando este no siempre suele ser el caso. Pero si leemos con atención estas etiquetas, podemos darnos cuenta a tiempo de lo malo que estos bocadillos pueden ser antes de llevarlos a nuestras bocas. Pero ¿Cómo hacemos esto?

En primer lugar, prestemos atención total al tamaño de la porción. Luego aclaremos en nuestras mentes que todos los valores nutricionales que vemos en la etiqueta están enfocadas solo a una porción. Es decir, si ves que un bocadillo contiene 100 calorías y el envase trae 4 porciones, entonces comerlo todo equivale a ingerir 400 calorías.

Ahora bien, una vez aclarado esto, pasamos al asunto de los porcentajes. Todo lo que sea de 15% en adelante es mucho y todo lo que sea de 10% hacia abajo es menos. Esto significa que si ves el índice de sal, sodio o azúcar y logras leer por ejemplo, 20% sin duda es perjudicial para tu salud.

Finalmente está el asunto de los ingredientes, mientras menos ingredientes tenga un producto, este será más saludable porque simplemente se habrá procesado mucho menos.

Como ves, no es tan complicado comer saludable, es un asunto más de lectura y de sumas y restas que de nutrición y dietética. Mantén bajo el consumo de sodio, azúcar y grasas y estarás encaminado a una mejora notable en tu modo de comer y de vivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *