septiembre 29, 2020

Cientos de libros históricos de cocina mexicana escritos a mano ahora están disponibles en línea

La colección de cocina mexicana más grande, incluido un manuscrito de 200 años, ya está disponible en línea. La Universidad de Texas en San Antonio ha puesto a disposición recetas bastante antiguas, escritas a mano, para el consumo público.

El surtido incluye un manuscrito de 1789, escrito por Doña Ignacita, una mujer que probablemente se desempeñó como gerente de cocina para una familia acomodada, de acuerdo con la revista Smithsonian. Desde un caldo de naranja hasta menestra de verduras, con estas recetas se pueden preparar los platillos mexicanos más auténticos.

La UTSA ha intensificado los esfuerzos de digitalización para permitir que las personas accedan a la mayoría de sus libros más antiguos, en particular los frágiles y únicos libros de cocina de manuscritos. Stephanie Noell, Bibliotecaria de Colecciones Especiales de la universidad señala que más que platillos, estos manuscritos muestran la conexión con algunos antepasados y los orígenes de mucha de la comida más moderna.

Ahora, cualquier persona que tenga internet puede atesorar, y por qué no, preparar estas recetas en casa. El trabajo de la UTSA además muestra una línea de tiempo que define cómo la cocina española se fue sincretizando con la comida prehispánica mexicana durante la colonización. Así, la cocina mexicana actual es una confluencia de ingredientes tradicionales nativos y europeos.

El notable surtido de libros de cocina de la universidad presenta más de 2,000 volúmenes. Incluye 100 manuscritos nunca destinados a uso público. Y lo curioso es que también se incluyen recetas vegetarianas que datan de principios del siglo XX.

Diana Kennedy, una de las expertas en comida mexicana más famosas del mundo, también ha contribuido a la gran colección. En una entrevista a Texas Public Radio dijo:

“Desearía que la gente se diera cuenta de que la preparación de la comida mexicana es detallada y lleva más tiempo. La mayoría de las personas no se molestan. Yo lo hago.”

Si más allá del gusto por la comida mexicana quieres conocer el contexto histórico y la evolución de esta cultura culinaria, no dejes de visitar la colección aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *