Saltar al contenido

Aprende a decir ‘no’ y regálate tiempo

Aprende a decir ‘no’ y regálate tiempo

¿Con muchos compromisos? Aprende a decir ‘no’ y regálate tiempo.

Si bien es importante tener tiempo para la interacción social, la empatía, el apoyo y vivir en comunidad, muchas personas llegan al extremo de no tener tiempo para sí mismas.

Al hacer esto, te estás olvidando de un valor fundamental para la salud mental: priorizarte. Cuando siempre ayudas a los demás, tienes una gran cantidad de fiestas y compartires y te sientes capaz de rechazar estas invitaciones, hay un problema.

O no sabes decir que no, y en ese sentido debes trabajar tu autoestima, o estás evadiendo la soledad. Cualquiera de las dos variables, significan asuntos por resolver.

Necesitas tiempo para ti mismo. Aún si le tienes miedo a la soledad, significa que hay algo que has estado postergando y que debes confrontar.

Estar todo el tiempo rodeado de personas, aun cuando seas la persona más extrovertida, es agotador. Todo mundo necesita un momento de retiro.

El tiempo que compartes con los demás se desgasta rápidamente y a veces carece de total sentido. Pero tal vez llegues a notar que el tiempo que pasas a sola es más lento, porque te permite interiorizar y convivir contigo de forma íntima.

El tesoro más grande de cualquier hombre es su tiempo, sabiendo esto ¿por qué tienes tiempo para todos y no tienes tiempo para ti?

Cualquiera podría pensar que es un acto altruista regalar todo nuestro tiempo a las demás personas, pero la verdad es que en la mayoría de los casos es una clara evidencia de falta de amor propio.

Paralelamente, para amarse a uno mismo, es necesario pasar tiempo con uno mismo. Lo que quiere decir que parte de tus problemas de autoestima y de auto cuidado, es no pasar el tiempo suficiente a solas para aprender a lidiar contigo mismo.

Por tanto, querido lector, aprende que nadie es imprescindible. Puedes decir que ‘no’ y la vida seguirá su curso. Desde hoy, aprende a tomar un poco de tu tiempo, preferiblemente el más valioso, para ti mismo.

Porque aun tus hijos seguirán vivos después de ti, con los problemas dificultades que les corresponda afrontar. El trabajo no es tan importante como lo has querido ver, puede continuar sin que tú estés todo el tiempo. Todo en este mundo puede prevalecer o llegar naturalmente a su fin, sin que intervengas.

Lo que significa que eres libre, aunque la jaula esté en tu mente tú tienes la llave. Regálate el don más amoroso, completo y perfecto, el tiempo.

Desde los hombres ricos hasta los más miserables, generación tras generación, todos compartieron un tesoro en común, el tiempo. Algunos supieron aprovecharlo, otros, lo desgastaron sin tener nada a cambio.