octubre 24, 2020

Ansiedad por separación en perros: ¿por qué ocurre y qué podemos hacer?

Los perros son de los animales que más sufren ansiedad por separación cuando les dejamos solos en casa. Sufren mucho y hasta pueden enfermar, pero queremos enseñarte en qué consiste este trastorno y cómo entrenar a tu mascota para que no la pase tan mal cuando tengas que ausentarte de casa.

Qué es la ansiedad por separación

El 40 % de los perros experimenta la ansiedad por separación. Es un trastorno que se manifiesta en el comportamiento del canino. Las señales de que tu perro está sufriendo de ansiedad pueden ser:

  • Arañar y cavar sin necesidad.
  • Ladridos y aullidos.
  • Masticación destructiva (comen zapatos, libros, rompen muebles, etc.).
  • Orinar y defecar dentro de la casa.
  • Hipersalivación y sudoración excesiva.
  • Alteraciones digestivas (dejan de comer o comen en exceso).

Claramente, es muy fácil notar que tu perro está sufriendo de ansiedad, pues una vez que llegues a casa te encontrarás con una sorpresa nada agradable. Muchos dueños de mascotas se alteran y castigan al perro por su mal comportamiento, y no es para menos, pues pueden ser muy destructivos mientras más ansiosos se encuentren. Pero al enojarnos con la mascota lo único que logramos es reforzar su conducta ansiosa, pues no puede controlar actuar de esa manera por ansiedad y al hacerlo, sabe que cuando lleguemos no reaccionaremos bien.

¿Qué hacer?

Entonces, si no es bueno castigarle ni asustarlo (lo que muchos erróneamente recomiendan) ¿qué se debe hacer? Lo mejor es entrenar al perro de forma inteligente para que no se sienta ansioso mientras no estamos en casa. Los problemas hay que atacarlos en la raíz, no en las ramas. ¿Cómo lo hacemos? A continuación algunos consejos.

  • Debemos implementar una terapia de modificación de conducta que ayude al animal a tolerar la separación. El primer paso es no expresar demasiada emoción cuando nos despedimos ni tampoco cuando regresamos a casa. Ante el perro debemos actuar de forma relajada y convencional.
  • Debes focalizarte en disminuir el apego excesivo para que el perro aprenda a quedarse solo. Practica con él, entrando y saliendo de casa de forma relajada, hasta que él deje de anticipar nuestra salida o deje de alterarse cuando escuche el sonido de las llaves.
  • Cómprale juguetes, para que cuando tenga ganas de morder algo, muerda sus cosas y no nuestra ropa.
  • Fomenta la relajación del perro, aun cuando necesitas corregirlo. Debes enseñarle a ser paciente y calmado, y si te cuesta saber cómo hacerlo, ponte en contacto con un adiestrador camino.
  • En los casos más extremos, se puede optar por fármacos especiales para ellos o feromonoterapia (feromonas relajantes). Recuerda que la clave es que el perro se relaje, no se angustie.

Si tu perro ha sufrido ansiedad por separación, no hagas el problema más grande regañándolo y dándole duros castigos, más bien entrénalo, su mente es lo suficientemente flexible para superarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *