agosto 11, 2020

Amazonía brasileña: aumento de la deforestación a pesar del despliegue militar

A pesar de la pandemia del Coronavirus que ha frenado el mundo en cierto sentido, por consecuencia de los constantes brotes de contagios y muertes, parece que la deforestación está exonerada de tal freno. Así se ha visto por ejemplo en la Amazonía brasileña, donde en solo el primer trimestre del año se deforestó más de mil doscientos metros cuadrados. Lo curioso, es que está ocurriendo en un tiempo donde el mismo presidente de Brasil autorizó el despliegue militar para evitar la deforestación. ¿Qué está ocurriendo?

La deforestación de la selva amazónica de Brasil sigue en aumento, y esto es algo que ha venido preocupando no solo a los grupos ambientalistas sino también al gobierno de este país y al mundo entero, pues esta deforestación está afectando seriamente al planeta con el calentamiento global.

La agencia de investigación espacial de Brasil que ha venido haciendo un seguimiento de la tala de estos bosques, ha reportado que el primer trimestre del 2020 se destruyó un área mucho mayor que la que se había destruido para la misma época el año pasado. En números, esta agencia ha dicho que se trata de un área 65% más grande que la deforestada el año pasado.

Y con respecto al mes de abril de este año, la agencia de investigación espacial de Brasil, confirmó que hubo una deforestación de 410 kilómetros cuadrados que son muy similares a los 440 kilómetros cuadrados del año pasado para el mismo mes. Tan solo en lo que vamos de año, ya son casi 1.300 kilómetros cuadrados los deforestados en esta zona por madereros y ganaderos ilegales.

Por su parte, los ambientalistas han dicho, que parte de este hecho se ha visto influenciado por las políticas y retórica del presidente Jair Bolsonaro que según dicen, alientan la actividad ilegal. Lo curioso es que fue el mismo presidente Bolsonaro quien había autorizado a principio de año un despliegue de agentes que cuidarán que todo esto no ocurriera, pero la aparición del Coronavirus en la región ha hecho que menos personas se encuentren resguardando las zonas. Recordemos que Brasil es el país con más contagios en América Latina con más de 180 mil contagios y más de 12 mil muertes.

Aun así, el presidente Bolsonaro, hace unos días ordenó un despliegue masivo de las fuerzas armadas nacionales para hacerle frente a todos estos deforestadores.

Es importante recordar que la selva amazónica es una reserva vital de carbono que ralentiza el ritmo del calentamiento global, por eso es la gran necesidad de cuidarla y evitar la deforestación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *