Saltar al contenido

5 razones por las que una mujer no quiere tener nada que ver contigo

5 razones por las que una mujer no quiere tener nada que ver contigo

Las relaciones no funcionan bajo reglas, fórmulas o recetas de pasteles. Pero bien es cierto que las probabilidades y estadísticas nos dan una idea de por qué fracasan o por qué tienen éxito.

Así que, con base en el pensamiento lógico, aquí hay algunas razones que, aunque sean muy duras de aceptar, pueden decirte por qué ella ya no quiere saber nada de ti.

No eres tan interesante como crees que eres

Puede que pienses que eres el tipo más inteligente, divertido e interesante que conoces, pero si estás muy convencido de esto, es probable que también seas un “dolor de trasero”; es decir, uno de esos sujetos que hablan demasiado de sí mismos.

Muchos hombres cometen el gran error a la hora de seducir de querer destacar por encima de los demás en todo. Sé auténtico, no seas un bufón. La persona indicada encontrará lo que hay de especial en ti sin necesidad de que infles tus virtudes o capacidades.

Eres demasiado pegajoso y necesitado

Ella te gusta, pero no significa automáticamente que tú le gustes, recuerda que la atracción es una respuesta biológica. Cuando insistes demasiado y te excedes con las atenciones y los halagos corres el riesgo de aburrir en muy poco tiempo a la otra persona.

En su lugar, espera que la mujer responda naturalmente a cada movimiento de tu parte. Si su respuesta es afirmativa, ve con el siguiente paso. No intentes comprar el amor ni te muestres demasiado servicial, porque el exceso nunca es bueno en ningún sentido.

Eres un sexista de nivel avanzado

Dando un repaso muy rápido, el sexismo significa infravalorar a una mujer simplemente por su condición de mujer. Puede que hayas crecido con comportamientos y creencias absurdas, como pensar que en una relación eres el único que tiene la voz de mando y que la mujer debe adherirse a tu pensamiento. ¡Cuidado! Puede que por esto ella no quiera saber nada de ti.

Eres irresponsable

Lamentablemente, a muchas mujeres les gusta el chico malo o rebelde en un principio, pero a largo plazo no están dispuestas a lidiar con un irresponsable, así que son relaciones destinadas al fracaso.

Ninguna mujer quiere como pareja a un holgazán, sin metas, sin oficio o aspiraciones. Este es un repelente natural de mujeres.

Simplemente no te quiere

Si no te viste reflejado en ninguna de las anteriores y consideras que verdaderamente eres un buen partido, entonces considera la idea de que simplemente ella no es para ti.

Ella es un ser humano independiente y con gustos subjetivos, no importa qué tan valioso sea lo que tengas para ofrecer, ella no está dispuesta a aceptarlo. Eso no la convierte en una villana ni te convierte a ti en una víctima.

En su lugar, debes enfocar tus esfuerzos a encontrar una persona que compagine con lo que tienes para ofrecer, lo valore y tenga las mismas proyecciones de vida que tú.

No te quedes donde no te valoran. Sencillamente avanza en tu formación personal, perdona y date una nueva oportunidad más adelante.